miércoles, 25 de mayo de 2016

Acupuntura Tung en Zaragoza. Capítulo I.

Desde hace milenios existían en China familias de médicos, curanderos, sanadores... Éstos practicaban técnicas como la acupuntura, el masaje y la “osteopatía” oriental, eran expertos en el ejercicio físico (Tai Chi o Chi Kung) y las artes marciales, y también eran expertos en plantas medicinales curativas. Estas familias fueron evolucionando en su sabiduría y experiencia gracias a cientos de años de práctica.

Cuando los primeros occidentales arribaron al continente asiático, se encontraron con estos terapeutas, lo que más les llamo la atención fue la práctica de la inserción de agujas en el cuerpo humano con el fin de tratar cualquier enfermedad o dolencia. A su vez los chinos observaron la medicina occidental y empezaron a interesarse por ella. Se produjo un intercambio de conocimientos.

A mediados del siglo XX se produce la revolución comunista china. Mao Za Dong se dirige a los médicos chinos formados en medicina occidental para que recuperen e integren la medicina tradicional china en las universidades y en su práctica.

Los médicos tradicionales son obligados a impartir clases en la universidad, con temario escogido para que no atente contra las rígidas normas políticas del régimen. No se les permite llamarse médicos y se les denominaba de forma despectiva “curanderos”, llevándolos a la marginación. Sin embargo esto no impedía que se les llevara en secreto pacientes con los cuales los tratamientos en hospitales no habían conseguido resultados. Estas circunstancias obligaron a muchos a emigrar. Con ello se difundió este saber milenario por el mundo.

No hay comentarios: