domingo, 24 de mayo de 2015

Acupuntura Craneal del Dr. Yamamoto. Capítulo III.

Este tipo de acupuntura es muy eficaz en todo tipo de dolores agudos. Su campo de acción principal es el tratamiento del dolor, disfunciones y enfermedades neurológicas.

En mi experiencia en consulta he podido constatar que es un excelente modulador del sistema nervioso. Esto quiere decir que actúa de forma muy precisa. Si la persona se encuentra con una carga elevada de estrés, lo baja calmándola; y si se encuentra cansada o un poco “baja” consigue subir su tono energético.

También he constatado que es una técnica excelente para acortar el plazo de recuperación en personas que han sido hospitalizadas, bien por enfermedades o por intervenciones quirúrgicas. Las personas perciben un mayor tono vital y una disminución del dolor, si lo hubiera.

En definitiva, la acupuntura craneal del Dr. Yamamoto es una técnica segura, no invasiva y muy eficaz. Apoya la energía de la propia persona para que ésta le cure.

martes, 12 de mayo de 2015

Acupuntura craneal del Dr. Yamamoto. Capítulo II.

Las indicaciones de este tipo de acupuntura son diversas. En casos clínicos se ha usado para tratar cientos de diferentes enfermedades, así como disfunciones que afectan a los sistemas inmunológico, endocrino, cardiovascular, respiratorio, circulatorio, digestivo, genitourinario, neurológico y musculoesquelético.

En las patologías neurológicas y musculoesqueléticas, esta acupuntura ha demostrado ser de gran ayuda, tanto si es el tratamiento principal o el complementario.

Muy efectivo también como tratamiento complementario en desórdenes como dolores de cabeza, migrañas, neuropatías, neuralgia intercostal, capsulitis, codo de tenista, ciática, lumbago, artritis reumatoide, artrosis ósea

Es también altamente efectivo como tratamiento complementario en casos de dolor agudo o crónico. Igualmente actúa positivamente en casos de pérdida sensorial.

Por otra parte, no resulta efectivo en patologías estructurales como los tumores o los coágulos sanguíneos.
Cap. I              Cap. III