sábado, 24 de mayo de 2014

El comienzo del dolor de espalda. Capítulo I.

Los problemas del dolor, exceptuando traumatismos físicos directos, casi siempre tienen varias causas. Pocos de los factores aisladamente son capaces de generar problemas. Sin embargo cuando varios factores se combinan, la capacidad del cuerpo o de una parte del mismo (hombro, rodilla…) puede empezar a fallar al hacerles frente.

Una de las labores de los terapeutas es identificar los factores condicionantes y ayudar a la persona a eliminarlos o a poder llevarlos mejor.

Entre las diferentes causas del dolor:

  • Congénitas: Una pierna más corta que otra, articulaciones excesivamente lasas. Importantes son también las lesiones producidas durante el nacimiento, como la lesión craneal debido a al uso de fórceps o ventosas, o el hecho de permanecer demasiado tiempo en el canal del parto. Esto puede deformar el cráneo, incluida la fascia craneal interna, lo cual provocará distorsiones compensatorias a lo largo de la vida.  
  • Uso excesivo o incorrecto: Incluye malos hábitos posturales, en el trabajo/estudio y en nuestro tiempo libre (deportes intensos, cómo nos colocamos cuando descansamos en el sofá…)

No hay comentarios: