viernes, 11 de abril de 2014

El dolor de espalda y los puntos gatillo. El proceso del dolor. Capítulo VIII.

Desgraciadamente el dolor no siempre resulta útil como advertencia. En ocasiones el dolor es parte de un proceso debido a un hecho que se produjo en el pasado: una operación quirúrgica, traumatismos importantes o enfermedades graves como la artritis reumatoide o el cáncer.

Los puntos gatillos miofasciales casi siempre son causa del dolor y disfunción crónica generalizada. Aunque es posible que desactivarlos no modifique una alteración grave del organismo, sí puede disminuir los niveles de dolor y hacerlo más tolerable.

La tensión muscular excesiva provoca que los nervios espinales se irriten por un exceso de productos químicos que nosotros mismos creamos, lo cual provoca a su vez isquemia (ligera falta de riego sanguíneo), obliga a una mala postura corporal, que a su vez genera ansiedad y estrés y finalmente aparecen impulsos nerviosos reflejos (puntos gatillo).

No hay comentarios: