lunes, 9 de diciembre de 2013

El dolor de espalda y los puntos gatillo. Su origen fisiológico. Capítulo V.

Los puntos gatillo se pueden definir como zonas de “sensibilización local”. La sensibilización afecta a las neuronas que trasmiten el dolor y se mantienen en un estado de hiperirritabilidad. Las neuronas se sensibilizan cuando han sido sometidas a irritación en repetidas ocasiones. Una vez han sido sensibilizadas se verán afectadas incluso por niveles bajos de irritación.

Estas zonas de sensibilización presentan un tacto diferente y por lo general son más sensibles y menos flexibles. Este proceso, que conduce a un mayor dolor, implica la liberación de sustancias químicas irritantes. Estas sustancias químicas aumentan la sensibilidad de las neuronas locales que transmiten el dolor al sistema nervioso y al cerebro, a la vez también producen inflamación en los vasos sanguíneos locales lo que se traduce en un menor flujo sanguíneo.

Debido a la disminución de la corriente sanguínea se produce una disminución del aporte de oxígeno, que añade más irritación a la zona. Al cabo de un tiempo, las neuronas receptoras del dolor se sensibilizarán y presentaran una tolerancia menor, por lo tanto será más fácil irritarlas que antes.
Cap. IV        Cap. VI

No hay comentarios: