sábado, 26 de octubre de 2013

Terapia Oriental. El meridiano de la vesícula biliar. Capítulo XXIII.


La vesícula biliar y el hígado son órganos complementarios. La bilis se almacena en el hígado y se envía a los intestinos, donde colabora en la metabolización de las grasas principalmente.

Las personas con la energía de la vesícula agotada tienen poca bilis, mala digestión y son propensas a la diarrea. Duermen mal y suelen tener mareos, vértigos y acidez de estómago. En el aspecto psicológico, cuando hay falta de energía en este meridiano, estas personas suelen estar reprimidas y airadas. Su rabia suele salir en forma de furia, son propensas a la tensión nerviosa. Suelen ser tímidas, asustarse con facilidad y carecer de determinación.

Un exceso de energía en la vesícula biliar provoca falta de sueño, excesiva actividad mental y molestias en el lado derecho del plexo solar. Estas personas suelen tener poco apetito, molestias en los hombros, migrañas y estreñimiento. En el aspecto psicológico, suelen asumir demasiada responsabilidad en el trabajo, se alteran fácilmente, son impacientes y siempre tienen prisa.
Cap. XXII            Cap. XXIV