lunes, 27 de mayo de 2013

Terapia Craneosacral. Capítulo IV.

Muchos sistemas de medicina tradicional orientan el proceso de curación principalmente a favorecer una distribución equilibrada de la fuerza vital del cuerpo. La presencia de ritmos plenos y equilibrados producidos por el aliento de vida indica que el sistema está sano.

Mientras estos ritmos se expresen de manera natural, el principio ordenante esencial del cuerpo se distribuirá armoniosamente. Por tanto, ese movimiento rítmico es fundamentalmente una expresión de salud. Su presencia asegura la distribución del principio ordenante del aliento de vida, y su restricción puede tener consecuencias de largo alcance.

Esto nos lleva a dos principios básicos del trabajo Craneosacral:

- La vida se expresa como movimiento
- Existe una relación directa entre movimiento y salud
Cap. III          Cap. V

jueves, 9 de mayo de 2013

El dolor de espalda. Capítulo I.

El dolor produce molestias, tanto físicas como emocionales. Cuanto mayor sea el grado de ansiedad que la persona experimenta en relación con el dolor peor será la percepción de éste.

El dolor es, con diferencia, el motivo más frecuente por el que las personas buscan asesoramiento y ayuda de un profesional sanitario, tanto si ejerce la medicina tradicional como la alternativa. La mayor parte del dolor se siente en los músculos, las fascias, los ligamentos… y en las partes blandas del sistema musculoesquelético, que es el mayor sistema organizativo del cuerpo y el que emplea la mayor cantidad de energía.

Es este aparato, bajo el control del sistema nervioso, el que proporciona soporte, estabiliza y mueve las articulaciones y los huesos del cuerpo, lo que nos permite caminar, hablar, realizar actividades deportivas y expresar de forma general nuestra condición humana.

Esto explica porqué el dolor o la disfunción del aparato locomotor influyen de forma tan considerable en nuestras vidas. El dolor puede ser misterioso, sin causa aparente, y éste es el más preocupante de todos. La imaginación puede ponerse en funcionamiento, y un dolor que tan solo se debe a una mala postura puede llegar a transformarse en algo muy grave en la mente de la persona que lo sufre.

jueves, 2 de mayo de 2013

Terapia oriental. Capítulo XX. El meridiano del corazón.

Los meridianos del corazón y del intestino delgado son los que están asociados con la experiencia de la alegría.
Cuando la energía del corazón es baja es causa de enfermedades cardiacas, palpitaciones, angina de pecho, cansancio mental, tensión nerviosa, estrés permanente, poco apetito, mala memoria, poca o nula voluntad y desilusión crónica.

El exceso de energía en el corazón produce una sensación de opresión en el pecho y en el corazón. La persona tiene rigidez generalizada en el cuerpo, sensibilidad en la piel, dolor de hombros y brazos y palpitaciones. Además, causa estrés, inquietud, incapacidad de relajarse y necesidad de distraerse de la molestia que sufre el corazón. La persona se cansa con facilidad, tiene poca resistencia y suele tener rigidez constante en el plexo solar.
Cap. XIX         Cap. XXI