jueves, 6 de diciembre de 2012

Terapia oriental. Capítulo XIV. Relación de nuestros órganos físicos y nuestra psique.

Nuestros órganos físicos están directamente relacionados con nuestro bienestar físico, esto es algo incuestionable. Pero la afección que puede tener un órgano está estrechamente ligada a nuestra psique, condicionando nuestro comportamiento y manejando nuestro bienestar emocional. Veamos los principales meridianos energéticos y su correspondencia.

Meridiano de pulmón: Los pulmones limpian la sangre infundiéndole oxígeno y eliminado de ella dióxido de carbono.

En la terapia oriental la inspiración de oxígeno es la toma de ki o energía vital, podemos decir que los pulmones inspiran vida. Por lo tanto, cuando los pulmones no funcionan bien, nuestra capacidad para inspirar vida está disminuida.

Cuando la energía de pulmón está agotada, no hay una buena eliminación del dióxido de carbono lo que se traduce en mayor propensión a resfriados y congestión. Asimismo al respirar eliminamos tensión. Cuando hay dificultades para respirar la tensión se acumula, sobre todo en los hombros y en la cabeza. Aumenta la ansiedad y se pierde agudeza mental.

Un exceso de energía en el pulmón puede precipitar bronquitis o asma. Las personas que tienen un exceso de energía en el pulmón pueden obsesionarse por minucias, tienen problemas para liberarse de la energía reprimida, se sienten oprimidas.
Cap. XV        Cap. XIII

No hay comentarios: