domingo, 4 de noviembre de 2012

Terapia oriental. Capítulo XII. Los cinco elementos.

Si todos los órganos trabajan de manera correcta, no aparece ningún síntoma y la salud es óptima. Si por el contrario, una o más fases están obstruyendo la energía, el sistema orgánico correspondiente sufre. En consecuencia aquellas personas que dañan su hígado suelen tener problemas cardiacos y del intestino delgado; mientras que aquellas que dañan su bazo, estómago y páncreas también sufren enfermedades del intestino grueso y pulmones.

Al mirar al cuerpo según los cinco elementos, podemos ver fácilmente la armonía dentro de los sistemas humanos y conocer la importancia de cada órgano para el cuerpo en cuanto un todo.

Según la medicina oriental si un grupo de órganos trabaja en exceso para compensar una falta de energía, finalmente se debilitan. Si el bazo, el estómago, y el páncreas son estimulados excesivamente durante un tiempo, finalmente se debilitarán tanto que serán incapaces de hacer pasar energía a los pulmones e intestino grueso, haciendo a su vez sufrir a estos órganos.
Cap. XI       Cap. XIII

No hay comentarios: