sábado, 17 de noviembre de 2012

Dolor cervical. Tratamiento con masaje y osteopatía en Zaragoza. Cuarta parte.

En el tratamiento en consulta que hagamos sobre el dolor cervical tendremos muy en cuenta la estructura de la columna vertebral, desde las vértebras cervicales hasta la zona sacra. Evaluaremos cómo se encuentran y, si es necesario, corregiremos los desajustes que puedan existir.

En primer lugar debemos realizar una liberación fascial de la musculatura propia de la zona cervical y después de toda la zona dorsal, maniobras muy importantes tal y como relatábamos en los artículos de terapia fascial.

Una vez que se hayan liberado las fascias, es el momento de trabajar con toda la estructura de la columna vertebral. En mi caso trabajo con el Método Columna Vitae. Empezando por la zona cervical corrijo las posibles rotaciones que puedan existir, continuando por las vértebras dorsales y acabando en las lumbares y en la zona sacra.
3ª parte                 5ª parte

martes, 13 de noviembre de 2012

Terapia Oriental. Capítulo XIII. La Psicología y el Espíritu.

Además de las agrupaciones de órganos con los cinco elementos que hemos visto, cada elemento está asociado con uno o varios estados emocionales concretos.

Fuego: Alegría e histeria. El corazón y el intestino delgado son las fuentes internas de la alegría. Los sanadores orientales cuando se encontraban con una persona que sufría de infelicidad crónica, le trataban el corazón con el elemento fuego. En ocasiones, el elemento fuego puede estar excesivamente estimulado, en ese caso experimentamos histeria.

Tierra: Racionalidad y simpatía. Cuando el bazo está excesivamente estimulado (debido al exceso de azúcar y de alimentos dulces) la persona suele ponerse excesivamente sentimental. Cuando el bazo está fuerte hay una comprensión y compasión justa por los demás.

Metal: Aflicción. Todos sufrimos alguna vez tristeza. El órgano que se trata en estos casos es el intestino grueso.

Agua: Sorpresa y temor. El miedo y el estrés atacarán sin compasión nuestros riñones, por ello es importante cuidarlos cuando se pasen por situaciones en las que se experimenten estas emociones.

Madera: Rabia. Cuando el hígado o la vesícula biliar están dañados suele haber ataques de furia o de rabia. Por ello las personas que sufren de rabia crónica deben tratarse el hígado.
Cap. XII           Cap. XIV

viernes, 9 de noviembre de 2012

Dolor cervical. Tratamiento con masaje y osteopatía en Zaragoza. Tercera parte.

A lo explicado anteriormente sobre las causas que generan el dolor cervical no puede faltar el estado emocional de la persona, explicado profundamente en los artículos dolor de espalda y emociones.

Principalmente las causas de dolor son dos. La primera está directamente relacionada con la tensión generada en la musculatura que se inserta en las vertebras cervicales, en las primeras dorsales y también en la musculatura paravertebral. Esta tensión genera un déficit de circulación sanguínea, lo cual provoca a su vez una pequeña disminución del aporte de oxígeno hacia esa zona de nuestro cuerpo. Ese pequeño déficit de oxígeno provocará un dolor significativo, que puede llegar a producir cierta dificultad para realizar movimientos del cuello.

La segunda causa puede ir acompañada de la primera o no. Se trata de la rotación que realizan las vértebras cervicales hacia un lado, lo que puede provocar que exista una compresión de uno o varios nervios espinales.
4ª parte                 2ª parte

domingo, 4 de noviembre de 2012

Terapia oriental. Capítulo XII. Los cinco elementos.

Si todos los órganos trabajan de manera correcta, no aparece ningún síntoma y la salud es óptima. Si por el contrario, una o más fases están obstruyendo la energía, el sistema orgánico correspondiente sufre. En consecuencia aquellas personas que dañan su hígado suelen tener problemas cardiacos y del intestino delgado; mientras que aquellas que dañan su bazo, estómago y páncreas también sufren enfermedades del intestino grueso y pulmones.

Al mirar al cuerpo según los cinco elementos, podemos ver fácilmente la armonía dentro de los sistemas humanos y conocer la importancia de cada órgano para el cuerpo en cuanto un todo.

Según la medicina oriental si un grupo de órganos trabaja en exceso para compensar una falta de energía, finalmente se debilitan. Si el bazo, el estómago, y el páncreas son estimulados excesivamente durante un tiempo, finalmente se debilitarán tanto que serán incapaces de hacer pasar energía a los pulmones e intestino grueso, haciendo a su vez sufrir a estos órganos.
Cap. XI       Cap. XIII