domingo, 26 de agosto de 2012

Terapia oriental. Capítulo VIII. El yin y el yang.

En general la fuerza yang hace que las cosas se contraigan o se acerquen a la tierra. La gravedad, por ejemplo, es yang.

Los sabios también descubrieron que la Tierra tenía una naturaleza diferente. Gira sobre su eje, haciendo que la energía vuele hacia arriba y hacia afuera, hacia el cielo. A estas fuerzas las llamaron yin, tenían influencia expansiva. Las cosas que crecen hacia arriba, como los árboles y muchas plantas, son más yin.

Cada uno de nosotros posee grados de yin y grados de yang. Todo el cuerpo humano funciona gracias al yin y al yang. El corazón, por ejemplo, bombea sangre gracias a su virtud para contraerse (yang) y expandirse (yin); los pulmones respiran aire en virtud de su capacidad para contraerse y expandirse. El yin y el yang están por todo el cuerpo humano, al igual que todas las actividades que realizamos durante el día y la noche.
Cap. VII       Cap. IX

No hay comentarios: