miércoles, 17 de agosto de 2011

Dolor de espalda y emociones. Capítulo XV.

Hemos tratado hasta aquí los trastornos músculo-esqueléticos y los motivos que los crean o ayudan a que éstos se perpetúen. Pero éstos no son los únicos trastornos que puede ocasionar la mente hacia el cuerpo, también hay trastornos equivalentes que merece la pena analizar.

Los trastornos gastrointestinales estarían en una de las primeras posiciones de la tabla. El ardor de estómago después de las comidas es un buen ejemplo. Este ardor viene acompañado muchas veces de reflujo esofágico, pequeñas regurgitaciones de comida.

Otro trastorno común del tracto intestinal inferior son las diarreas (descartando siempre que no hayamos consumido alimentos en mal estado), el estreñimiento y los gases. Como sucede con los trastornos músculo-esqueléticos, los trastornos gastrointestinales son producidos por el sistema nervioso autónomo. Muchos de estos síntomas son producidos por la movilidad del tracto intestinal. Si éste va extremadamente lento e incluso se para, producirá estreñimiento; si se produce una movilidad excesiva, producirá un espasmo y diarrea. En cualquiera de los dos casos puede producir calambres intestinales y dolor.
Cap. XIV         Cap. XVI

1 comentario:

masaje dijo...

Hola, trabajo en terapia física y masajes, he llegado a este sitio por Google y verdaderamente la calidad es excepcional, los artículos son frescos y con temas diferentes a lo que uno se encuentra en internet.
Lástima que los seminarios me quedan en otro continente.
Se despide: Un nuevo lector de sus artículos desde Costa Rica.