viernes, 1 de julio de 2011

Dolor de espalda y emociones. Capítulo X.

Sigmund Freud fue el precursor de la terapia del psicoanálisis. Él junto con Richard Adler ahondaron en la idea de que en el cerebro no existía solamente una parte consciente y racional que guiaba nuestras actividades y formas de pensamiento diarias, sino que había otra muy poderosa: el inconsciente.

En la parte consciente de nuestra psique todo está ordenado de una forma lógica y podríamos decir que matemática. La parte inconsciente de nuestro cerebro es ilógica y no responde a patrones preestablecidos de comportamiento. Es la zona donde se alberga la parte buenista de nosotros (Freud hablaba del yo y el superyó) y la parte más infantil y narcisista que poseemos (hablé de ellas en el artículo VIII).

Inevitablemente la parte narcisista y la buenista entran en conflicto demasiadas veces. La una buscará el placer y la diversión, mientras que la otra deseará hacer lo correcto y también el reconocimiento de las personas del entorno más cercano. Esto inevitablemente hace enfurecer a nuestro niño interior, creándole ira y rabia pero, no nos olvidemos, de una forma inconsciente.
Cap. IX          Cap. XI

No hay comentarios: