martes, 25 de enero de 2011

Aceite Esencial de Lavanda

El efecto tanto a nivel emocional como físico de los aceites esenciales es sorprendente y fascinante. El aceite esencial de lavanda es uno de los más conocidos por utilizarse frecuentemente en perfumes y cosméticos. Tiene un agradable aroma y muchas propiedades.

Indicaciones:
Se utiliza para perfumar. Es considerada como la más versátil de las esencias terapéuticas.

Aromaterapia: Calmante para dolores musculares. Depresión. Insomnio. Migrañas. Asma, bronquitis.
Uso tópico: Alergias. Acné, eczemas, quemaduras, heridas, psoriasis.

Modo de empleo:
Aromaterapia: Vaporización (2-4 gotas) en recipiente vaporizador, humidificador.
Uso tópico: Disolver en aceite base para masaje. Emulsionar en leche para añadir al baño. Aplicación local directa (1 gota).

Presentación: Envase de 10 ml.

No hay comentarios: