lunes, 20 de diciembre de 2010

Cromoterapia en masaje. Segunda parte.

Max Planck (físico alemán) demostró la interacción de la luz con la materia. En el fenómeno que vamos a comentar, la luz no se comporta como una onda, sino como una partícula o corpúsculo.

Un resonador es un instrumento que cuando le recibe una oscilación electromagnética, la almacena, la auto entretiene y la emite. Todo nuestro cuerpo y su biocampo actúan como un resonador biológico. Como vimos en el artículo anterior, las células emiten minúsculas cantidades de luz a ritmos específicos y a ritmos constantes, y gracias a ello se comunican. Este efecto fotónico proviene de una emisión de luz del exterior y un campo electromagnético propio emitido por el ADN.

El ADN, las fibras de colágeno, el agua, la glucosa, la melanina, son transmisores de de señales electromagnéticas de diferentes frecuencias. Estas macromoléculas son resonadores biológicos. La luz viaja por todos estos resonadores y además por vías más sutiles.

Esto hace indudable que en cualquier terapia manual como pueda ser el masaje, la osteopatía… la introducción de la luz va incrementar los resultados positivos sobre el paciente.
1ª parte              3ª parte

martes, 7 de diciembre de 2010

Cromoterapia en masaje. Primera parte.

Para cualquier proceso de vida que conocemos en nuestro planeta es imprescindible que exista la luz solar. La luz solar juega un papel central en todos los procesos moleculares de todos los seres vivos, porque excita las moléculas, modifica sus niveles energéticos y hace posible una gran cantidad de reacciones químicas esenciales.

La luz es una onda electromagnética compuesta por fotones. La luz que el ser humano puede ver es una minúscula fracción del espectro electromagnético. Esto nos lleva a la conclusión de que todas las relaciones humanas físicas, químicas, espirituales, son un intercambio de luz. Pero, ¿es esto demostrable? Es posible.

Fritz Albert Popp
físico alemán padre de la Fotobiología, ha dedicado toda su vida a la investigación de los biofotones, consistentes en una radiación fotónica ultra leve. Popp demostró que las células emiten luz, y que esa luz es capaz de desencadenar reacciones en cadena dentro de dicha célula. También demostró que cuando un virus entra en una célula, primero hay una exaltación de la radiación, después un periodo de silencio, otra exaltación aún más grande, y por último, una extinción progresiva de la luz, hasta que la célula muerta deja de emitirla.

Sun Chlorella

SUN CHLORELLA es un complemento nutricional procedente de los llamados alimentos verdes. Esta alga lleva consumiéndose varias décadas en Japón.

De entre sus múltiples efectos saludables, cabe destacar su potente acción sobre el sistema inmunitario, la prevención del envejecimiento celular prematuro, la reparación de células dañadas o envejecidas y la protección de nuestro material genético contra las agresiones de la contaminación y el envejecimiento.

Se puede consumir en cualquier momento del día, durante las comidas o entre horas.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Masaje y tratamiento manual en la lumbalgia. Cuarta parte.

No debemos olvidar el tratamiento con masaje para este tipo de dolencias, pues debemos restablecer el tono muscular adecuado que debe tener tanto la zona lumbar, como el resto de la espalda y quizás también la musculatura isquiotibial y el vasto externo del cuadríceps.

Para ello también nos podemos servir del masaje con ventosas, ya descrito en anteriores artículos, que nos ayudará a activar la circulación sanguínea, sobre todo en la zona sacra y en las vértebras lumbares.

También podríamos realizar un protocolo específico de digito puntura para esta zona.
Otra técnica que suele ayudar bastante en este tipo de trastorno músculo esquelético es la aplicación de la moxibustión, técnica también descrita en artículos anteriores y que da buenos resultados sobre todo cuando hay un fuerte dolor en la zona.

Ungüento para Masaje

Ungüento que proporciona emoliencia y suavidad en la piel, favoreciendo la acción del masaje con efectos inmediatos.

Indicaciones: Ungüento balsámico indicado como coadyuvante para masajes en todos aquellos casos de rigidez y tensión muscular. Indicado especialmente para tratar: golpes, contusiones, contracturas, inflamaciones.

Modo de aplicación: Aplicar el ungüento con las yemas de los dedos y extender por las zonas musculares a tratar. Realizar un masaje hasta su absorción. Alivio inmediato.
Presentación: Tarro de 50 ml.