martes, 23 de noviembre de 2010

Tratamiento de la lumbalgia. Segunda parte.

Entre las causas que provocan la lumbalgia tampoco hay que olvidar las somáticas. Si la persona está sometida a un estrés continuado, o ha pasado por un estrés traumático elevado, es bastante común que eso de lugar a una patología muscular y/o articular en la espalda. Depende cómo viva la situación, este estrés puede afectar a la zona lumbar o a cualquier otra zona de la espalda.

Volviendo al área afectada, esto es la parte baja de la espalda, lo más importante es devolverle el espacio que necesita. Como comentaba en el artículo anterior, las tres últimas vértebras lumbares, junto con el sacro, forman el centro de gravedad del cuerpo, por ello tienen que soportar todo el peso de nuestro tronco. Esto conlleva que los discos intervertebrales se vean excesivamente comprimidos, a la vez que ocurre esto la tensión muscular aumenta considerablemente en la zona. Como si esto fuera poco, las vértebras lumbares sufren rotaciones hacía un lado u otro y el sacro también puede variar su posición natural, metiéndose hacia adentro.

No hay comentarios: