martes, 23 de febrero de 2010

Tratamiento manual en la ciática. Tercera parte.

Como vimos en el primer caso práctico, el paciente no manifestaba dolor en su zona lumbar, y tampoco en el recorrido que hace el nervio ciático a través del glúteo, ni de la parte trasera de su pierna. Sin embargo, tenía una grave lesión entre su 4º y 5º vértebra lumbar que afectaba directamente a su nervio ciático y le producía dolor reflejo en el gemelo.

El segundo caso que expongo ocurrió en mi consulta de Zaragoza. Se trataba de una paciente de unos 45 años de edad, aquejada de un fuerte dolor en la parte baja de su espalda y también en toda la pierna derecha, llegando incluso al dedo meñique del pie, lo que casi le impedía andar. Esta paciente cuidaba de un familiar mayor con falta de movilidad, por lo que se veía obligada a realizar importantes esfuerzos con una higiene postural deficiente. Esto le causó una sobrecarga importante en su zona lumbar y sacra, que terminó por provocarle una inflamación en su nervio ciático bastante importante.

Al cabo de dos sesiones de tratamiento, el dolor de la zona baja de la espalda y del muslo desapareció, pero continuaba quedando un dolor residual en el gemelo y se quejaba de un dolor agudo en el dedo meñique, que le impedía andar con normalidad. Hicieron falta tres sesiones más para que el dolor desapareciera de su gemelo, y sobre todo del dedo meñique del pie. También ayudó mucho al tratamiento la instalación de una cama articulada eléctrica que facilitaba la manipulación que debía hacerle al familiar al que cuidaba.
2ª parte            4ª parte

No hay comentarios: