lunes, 25 de enero de 2010

Masaje terapéutico para el embarazo en Zaragoza. Primera parte.


El embarazo es una época donde se producen muchos cambios físicos en la futura madre. Estos cambios pueden acarrear diferentes molestias de carácter muscular y/o articular, entre otros, en la mujer, que variaran en intensidad dependiendo de los casos.

Emocionalmente, también es probable que aparezcan diferentes estados, pues se liberan al torrente sanguíneo gran cantidad de hormonas que hacen que las emociones puedan cambiar un tanto bruscamente de dirección.

En el apartado físico el eje de gravedad de la mujer cambia sustancialmente, conforme el embarazo va avanzando. La pared abdominal pierde parte del tono muscular y las vértebras lumbares, el sacro y algunas vértebras dorsales pierden su estructura natural, debido al crecimiento del futuro niño. Todos estos cambios no afectan de la misma manera, ni en la misma intensidad a todas las mujeres por igual, pues no hay dos estructuras corporales iguales y tampoco dos situaciones iguales. La intensidad del dolor variara dependiendo de la estructura de cada mujer y también de la cantidad de estrés que lleve durante el embarazo.

La dolencia más común seria dolor de la zona baja lumbar y glúteo que puede afectar también al muslo, debido generalmente a la compresión del nervio ciático. Pero no solo esa zona se puede ver afectada, es posible que la zona dorsal y cervical también se vean afectadas. Como he comentado antes la estructura corporal cambia y ese cambio conlleva que los nervios espinales que parten de la zona lumbo-sacra puedan variar su posición anatómica ideal, produciéndose compresiones de éstos.

No hay comentarios: