martes, 5 de enero de 2010

Masaje en el dolor de cervical y la cervicalgia en Zaragoza. Primera parte.

Quien no ha sufrido alguna vez ese molesto dolor en el cuello que te impide girarlo correctamente y que es terriblemente desagradable, muy pocas personas se libran de no haberlo pasado alguna vez.

Las causas que lo originan pueden ser varias, así como el dolor puede aparecer de repente o ser crónico. Un dolor cervical que aparece de improvisto sin ninguna alteración anterior puede estar causado por un movimiento repetitivo que se haya realizado, al cual no estamos acostumbrados y que implica la acción muscular de los hombros y los trapecios. También podría estar causado por una corriente de aire que nos afecte a la zona muscular de los hombros, trapecios y cervicales, por ejemplo si nos colocamos cerca de una fuente de aire acondicionado durante un periodo prolongado de tiempo.

Cuando el dolor es crónico es preciso realizar un diagnostico más preciso, pues las causas pueden ser varias. En primer término tenemos el puesto de trabajo que desempeña la persona, puede ser que sea sedentario y que obligue a estar en la misma postura durante la gran mayoría de la jornada laboral. Como ejemplo de estos puestos de trabajo estarían las personas que realizan varias horas de conducción diarias, o también todas las actividades laborales que impliquen estar sentados delante de un ordenador (tareas administrativas, diseño gráfico, informática,…). Por otro lado están los trabajos donde hay que utilizar ambos brazos en diferentes posturas y esto hace que la musculatura posterior del hombro y los trapecios esté excesivamente tónica.

En cualquiera de los ejemplos laborales expuestos anteriormente nos encontramos con un excesivo tono muscular de la parte posterior del hombro y los trapecios, que frecuentemente termina afectando a la sensible zona cervical.

No hay comentarios: