miércoles, 2 de diciembre de 2009

Masaje de la espalda en Zaragoza. Puntos reflejos.

Las molestias y tensiones que acumulamos en la espalda, también tienen una repercusión en el resto de nuestro organismo. Su explicación es sencilla, nuestra columna vertebral protege parte del sistema nervioso central y este sistema circula a lo largo de nuestra columna. De cada vértebra parten dos nervios espinales a ambos lados. Dichos nervios tiene varias funciones, entre ellas recibe la información de cómo se encuentran los diferentes órganos internos y regula su actividad.

De lo expuesto hasta ahora podemos imaginar que una tensión excesiva sobre una determinada parte de la espalda, es probable que tenga como consecuencia una rotación de una o varias vértebras y que esas anomalías terminen por entorpecer la información que entra y sale por el o los nervios/s espinal/es.

Gracias al trabajo realizado por el doctor Vicente Lino Ferrándiz y de su obra Nuevas orientaciones para el quiromasaje, hoy en día sabemos mucho más del papel que desempeña cada segmento vertebral y como puede ayudar el masaje en el mantenimiento de la salud. Generalmente un órgano suele estar inervado (orden del sistema nervioso hacía un órgano o músculo) por varios nervios espinales. Poniendo como ejemplo el corazón que recibe la inervación más potente del 4º nervio dorsal, pero que también la recibe (aunque menos intensa) del 3º,5º y 6º nervios dorsales. Esto quiere decir que los trastornos cardiacos pueden dar manifestaciones en otras zonas, otros músculos y en otros órganos que pueden deteriorarse y verse arrastrados a la enfermedad. Y al contrario una alteración correspondiente a estos nervios, bien sea a causa de un accidente o por la tensión excesiva de la zona muscular, podría enfermar al corazón, entre otros órganos inervados por ellos.

No hay comentarios: