domingo, 22 de noviembre de 2009

La terapia manual en Zaragoza contra el dolor de cabeza. Primera parte

El dolor de cabeza cuando se hace crónico, resta mucha calidad de vida a las personas que lo sufren. Desde el punto de vista de la terapia manual, muchos de los dolores de cabeza que son crónicos se pueden paliar en gran medida, y en un porcentaje muy alto de casos se pueden eliminar.

Para que esto ocurra hay que descartar que la causa sea neurológica (en la mayoría de los casos no lo es). Esto quiere decir que el problema parte de una pequeña anomalía en el sistema nervioso y un escáner cerebral lo revela. En estos casos la terapia manual, es bien recibida en el aspecto de disminución del dolor, pero poco puede hacer en la resolución del problema.

La tensión que solemos acumular en la espalda, sobre todo en la zona escapular (trapecios y “paletillas”) y en la zona cervical suele ser la causante del noventa por ciento de los dolores de cabeza. En mi consulta de Zaragoza, he podido tratar con éxito varios casos. En este problema suele haber una rotación de varias vértebras cervicales, bien hacia la derecha o izquierda, lo que se puede acarrear una tensión excesiva de uno o varios nervios espinales (los nervios espinales son los conductos que salen de cada vértebra) en esa delicada zona. Esto conllevará que la información que sale y entra al cerebro derivada de esos nervios sea errónea. La tensión muscular existente en la zona, provocará que la entrada de sangre arterial, rica en oxigeno y nutrientes para el cerebro, se vea mermada por que los vasos que la transportan están siendo comprimidos por una musculatura excesivamente tónica. Igualmente la sangre venosa que sale del cerebro verá entorpecida su circulación de salida por la misma causa.

Nos encontramos con un cuadro de déficit de oxígeno y nutrientes (sobre todo glucosa, ya que el cerebro gasta el veinte por ciento del total consumido por una persona), una retirada defectuosa de sangre venosa (la que ya ha aportado oxigeno y nutrientes), uno o varios nervios espinales afectados y posiblemente una disfunción en el recorrido del líquido cefalorraquídeo (líquido que va desde el cerebro al cóccix). Una o varias de estas causas combinadas nos dará como resultado: dolor de cabeza.

No hay comentarios: