jueves, 26 de noviembre de 2009

El masaje en el deporte en Zaragoza. Segunda parte.

Hemos repasado las facetas menos agradables que tiene el deporte. Ahora vamos a ver cómo paliar esos inconvenientes.

En primer lugar, es importante recalcar la importancia de un buen calentamiento antes de la ejecución de cualquier disciplina física. Esto, que es sabido por todos, muchas veces se pasa por alto. En el calentamiento también se incluyen estiramientos destinados a preparar las articulaciones y ligamentos al esfuerzo que se les va a requerir. Al acabar la práctica deportiva, es muy importante también trabajar la elasticidad para una mayor recuperación. Dependiendo del deporte que se practique, como expliqué en el artículo anterior, podemos tener tendencia a desarrollar más una parte de nuestro cuerpo que otra. Para compensar este desequilibrio, se debe aplicar un programa específico de potenciación de la zona menos desarrollada, así como la realización de un programa de elasticidad específico para el deporte realizado.

El papel que desempeña aquí el masaje es muy interesante. Por una parte, cuando realizamos un masaje activamos sensiblemente la circulación sanguínea, lo que se traduce dentro del organismo en una retirada mucho más eficaz de los residuos metabólicos producidos por el ejercicio físico. Es importante recalcar esto, porque tras muchas tendinitis y otras lesiones deportivas se esconde una mala retirada de estos desechos metabólicos (ácido láctico y pequeños cristales de ácido úrico). El terapeuta también tiene la capacidad de estirar de una manera muy superior a la que podría hacerlo el propio deportista. Una mención especial tendría el masaje tradicional tailandés, que debido a sus características hace un hincapié extraordinario en todas las articulaciones mediante el estiramiento de éstas.

Resumiendo, para que el deporte sea saludable es muy adecuado visitar al masajista o al fisioterapeuta. La frecuencia de las visitas irá en función de la frecuencia e intensidad de la actividad física realizada.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Masaje deportivo en Zaragoza (1ª parte)

La práctica deportiva es saludable y conveniente. Con el deporte mejoramos nuestra calidad de vida pues: incrementamos nuestro metabolismo, prevenimos enfermedades cardiovasculares, fortalecemos músculos y articulaciones, y nos ayuda a tener un aspecto más saludable. Pero la práctica deportiva no está exenta de percances.

Cuando realizamos una actividad física, nuestro organismo empieza a realizar diferentes funciones metabólicas encaminadas a que no haya un déficit de “combustible” y que nuestros músculos puedan seguir ejerciendo la actividad. En este metabolismo se crean diferentes sustancias de desecho, principalmente ácido láctico, que en personas poco entrenadas será más acusado. Unido a esto se producen (siempre dependiendo de la intensidad del deporte realizado) pequeñas micro roturas fibrilares en el interior del músculo. En una persona poco entrenada en actividad física esto producirá las famosas agujetas.

En una persona habituada al deporte, bien sea como aficionado o más profesional, la actividad deportiva que realiza tendrá algunas consecuencias a nivel músculo-esquelético. Pongamos como ejemplo la actividad física que realiza un jugador de tenis. Generalmente solemos utilizar más el brazo con el que somos más hábiles, pues bien, una persona que juegue habitualmente al tenis y que sea diestra (vale lo mismo para los zurdos), desarrollará más fuerza en el lado derecho del cuerpo, principalmente en el brazo hombro y la zona dorsal. Esta ganancia de fuerza irá acompañada de una descompensación muscular, pues un lado del cuerpo habrá desarrollado una musculatura más potente, debido a la demanda a la cual está siendo sometido. He expuesto el caso de un deporte, en que principalmente se utiliza más una mitad del cuerpo, pero ¿qué ocurre con deportes en los que se emplean las dos? Ocurrirá algo similar pero menos acusado, pues siempre tendremos una parte del cuerpo con la que nos será más fácil realizar la práctica deportiva y tendremos una tendencia natural de utilizarlo más.

martes, 24 de noviembre de 2009

Masaje en Zaragoza contra el dolor de cabeza. Segunda parte.

Veíamos en el artículo anterior las principales causas que nos daban como resultado dolor de cabeza, y cómo esta dolencia se podía volver crónica. Vamos a ver pues, como podemos con el masaje y la terapia manual paliar hasta hacer desaparecer esta molesta patología.

Como expliqué anteriormente hay que descartar que la causa del dolor de cabeza sea neurológica, y esto solo lo puede hacer un médico mediante diferentes pruebas. Como también comenté, pocas veces es ésa la causa.

En primer lugar comprobaremos y corregiremos las posibles rotaciones vertebrales que se puedan observar a lo largo de las vértebras cervicales, sin olvidarnos tampoco del resto de la columna vertebral. Cuando tenemos esas vértebras colocadas en situación anatómica, procedemos a trabajar a nivel muscular y articular mediante masaje a toda la espalda, haciendo especial hincapié en la zona cervical. Dentro del masaje se pueden utilizar técnicas como la digito puntura y también aceites esenciales como puedan ser el de romero, menta piperita o lavanda. Muy útil puede ser también complementar el tratamiento con una breve sesión de Reiki. Para terminar sería muy bien recibida alguna técnica neurosedante en la base del occipital (comienzo del cráneo por la nuca).

Éste es un ejemplo de cómo se puede tratar el dolor de cabeza, desde mi experiencia en mi consulta de Zaragoza. Lo cual no quiere decir que otras técnicas sean menos efectivas (fisioterapia, acupuntura,…) que seguro que lo son, simplemente expongo lo que me ha dado mejores resultados.

domingo, 22 de noviembre de 2009

La terapia manual en Zaragoza contra el dolor de cabeza. Primera parte

El dolor de cabeza cuando se hace crónico, resta mucha calidad de vida a las personas que lo sufren. Desde el punto de vista de la terapia manual, muchos de los dolores de cabeza que son crónicos se pueden paliar en gran medida, y en un porcentaje muy alto de casos se pueden eliminar.

Para que esto ocurra hay que descartar que la causa sea neurológica (en la mayoría de los casos no lo es). Esto quiere decir que el problema parte de una pequeña anomalía en el sistema nervioso y un escáner cerebral lo revela. En estos casos la terapia manual, es bien recibida en el aspecto de disminución del dolor, pero poco puede hacer en la resolución del problema.

La tensión que solemos acumular en la espalda, sobre todo en la zona escapular (trapecios y “paletillas”) y en la zona cervical suele ser la causante del noventa por ciento de los dolores de cabeza. En mi consulta de Zaragoza, he podido tratar con éxito varios casos. En este problema suele haber una rotación de varias vértebras cervicales, bien hacia la derecha o izquierda, lo que se puede acarrear una tensión excesiva de uno o varios nervios espinales (los nervios espinales son los conductos que salen de cada vértebra) en esa delicada zona. Esto conllevará que la información que sale y entra al cerebro derivada de esos nervios sea errónea. La tensión muscular existente en la zona, provocará que la entrada de sangre arterial, rica en oxigeno y nutrientes para el cerebro, se vea mermada por que los vasos que la transportan están siendo comprimidos por una musculatura excesivamente tónica. Igualmente la sangre venosa que sale del cerebro verá entorpecida su circulación de salida por la misma causa.

Nos encontramos con un cuadro de déficit de oxígeno y nutrientes (sobre todo glucosa, ya que el cerebro gasta el veinte por ciento del total consumido por una persona), una retirada defectuosa de sangre venosa (la que ya ha aportado oxigeno y nutrientes), uno o varios nervios espinales afectados y posiblemente una disfunción en el recorrido del líquido cefalorraquídeo (líquido que va desde el cerebro al cóccix). Una o varias de estas causas combinadas nos dará como resultado: dolor de cabeza.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Reiki y terapias energéticas en Zaragoza. Cromoterapia. Capítulo 8º

La luz es la principal causa de la vida en la tierra. Además de eso juega un papel central en todos los procesos moleculares de todos los seres vivos, porque excita las moléculas, modifica sus niveles energéticos y hace posible una gran cantidad de reacciones químicas esenciales.
La luz es una onda electromagnética compuesta por fotones. La luz que el ser humano puede ver es una minúscula fracción del espectro electromagnético. Esto nos lleva a la conclusión de que todas las relaciones humanas físicas, químicas, espirituales, son un intercambio de luz.

Pero, ¿es esto demostrable? Es posible. Fritz Albert Popp físico alemán padre de la Fotobiología, ha dedicado toda su vida a la investigación de los biofotones, consistentes en una radiación botónica ultra leve. Popp demostró que las células emiten luz, y que esa luz es capaz de desencadenar reacciones en cadena dentro de dicha célula. También demostró que cuando un virus entra en una célula, primero hay una exaltación de la radiación, después un periodo de silencio, otra exaltación aún más grande, y por último, una extinción progresiva de la luz, hasta que la célula muerta deja de emitirla.

Podríamos decir que mediante estas débiles emisiones de luz las células se comunican, y su poder ordenante se manifiesta en la vida o la muerte.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Tratamiento de la contractura muscular en Zaragoza (3º parte)

En el artículo anterior repasábamos, la importancia de un buen auto-conocimiento físico como primera opción de evitar las contracturas musculares. No obstante debido al puesto de trabajo que se desempeñe, a la práctica de un ejercicio físico al que no estamos acostumbrados o a una situación de estrés (que hemos pasado o estemos pasando), la contractura muscular puede aparecer.

Tiene también su importancia tener una correcta hidratación, pues no hay que olvidar que la musculatura está compuesta por un 80 % de agua, y que un músculo deshidratado aumentará su contracción y disminuirá su extensión.

La practica de ejercicio físico, siempre acorde con el estado de cada persona, siempre es positiva. En especial si hacemos especial énfasis en ejercicios de elasticidad de la musculatura y de las articulaciones.

El tratamiento a llevar acabo es campo bastante amplio. En Zaragoza, como en cualquier ciudad de España, tendremos un amplio abanico de terapias. Desde el punto de vista de la fisioterapia, donde la aplicación de ultrasonidos y de corrientes tienen un lugar privilegiado. La osteopatía, que se fija especialmente en la correcta alineación vertebral. El quiromasaje y masaje, centrada sobre todo en el trabajo muscular con maniobras de masaje. Sin olvidarnos de otras técnicas como puedan ser la acupuntura, shiatsu, cromoterapia, etc.

Cada terapeuta tiene sus propias técnicas y todas ellas tienen su valor. Bajo mi punto de vista terapéutico, creo que cuantas más disciplinas se conozcan, más herramientas tendrá el terapeuta en sus manos para poder aplicarlas en cada momento y con cada persona. En los tres artículos anteriores titulados el masaje podéis encontrar mi visión para un tratamiento de una contractura muscular.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Reiki y terapias energéticas en Zaragoza - Séptimo chacra.

Localizado en el vértex craneal, en el centro del cráneo. Se relaciona con la luz pura y con el color índigo. Gobierna el cerebro en general, la glándula epífisis y el sistema neurológico. Sahasrara en sánscrito (multiplicado por mil).

Su principal emoción es la felicidad auténtica, la paz interna al sentirse unido al universo.

Desarrolla principios universales de aceptación y respeto, a la ved que nos da la sabiduría de que todos los actos que realizamos están guiados por una fuente superior. Las creencias familiares, religiosas, del país o del ambiente cercano condicionarán una mayor o menor apertura de este centro.

Se abre al reino de la mente superior, viéndolo todo en su totalidad. Comprendemos y confiamos, dejándonos guiar por el alma y las señales de la vida.

Vemos más allá en el sentido de la crisis (una palabra muy de moda últimamente), traspasando el mundo material y/o emocional. Con este centro en equilibrio proporcionamos también salud y transformación a nuestro mundo más cercano.

Este chacra nos proporciona la certeza, de no existencia de ninguna separación entre las realidades existentes, todas nacen de la misma fuente de vida. Un poder superior nos dirige con amor. Cuando esto se hace una realidad en nosotros, saldremos adelante en tiempos difíciles y experimentaremos cada vez una felicidad mayor.

El arquetipo positivo es la persona que sabe exactamente quien es. Son conscientes de la fuerza divina que les recorre identificándose con ella. Dejan que la vida fluya a trabes de ellos y la interiorizan en la conciencia más profunda de su ser.

El arquetipo negativo, es quien debido a su falta de toma de tierra (chacra 1) y a la falta de consciencia sobre si mismo, convierte su entorno y sus problemas en causas y motivos de espiritualización exagerada. Se mueven en un radicalismo exagerado y creen haber conectado con la luz y a no tener gran cosa que trabajar en este mundo.

Este centro no se bloquea, simplemente puede estar más o menos desarrollado. Con este centro poco desarrollado, no entendemos el por que de las situaciones que atravesamos, y mucho menos pensamos que sean por un buen fin. Sin embargo con un séptimo chacra desarrollado sientes como todo en la vida tiene un sentido y un fin, tomas comprensión sobre las crisis de la vida y unes corazón y mente, para dar el paso de abrirte hacia la espiritualidad.
6ª parte          8ª parte