martes, 27 de octubre de 2009

Reiki y Terapias energéticas en Zaragoza

Continuación quinto chacra y sexto chacra.

El quinto chacra conforma una unión importante entre los chacras inferiores y los centros superiores de la cabeza. Es el puente entre nuestro pensamiento y nuestro sentimiento y la forma en que lo manifestamos al mundo exterior. Así la expresión de nuestra vida interior toma forma desde la palabra hablada predominantemente, pero también en cualquier interpretación artística e interpretativa. Un funcionamiento inarmónico de este centro bloquea el entendimiento entre la cabeza y el cuerpo. La manifestación de esto es o bien una dificultad en la expresión de emociones y pensamientos, o un cierre en la intelectualidad o el racionalismo permitiendo solo el paso de aquello que, a “nuestro juicio” tolera. Otro aspecto del funcionamiento inarmónico, son las personas que abusan de la comunicación y que la emplean bien para convencer a sus congéneres, o bien para atraer la atención sobre ellos mismos. En cualquiera de los caso esto conlleva una imposibilidad al acceso a las dimensiones no materiales del ser pues les faltará la franqueza, la amplitud interior y la independencia necesarias.

Sexto chacra
Se relaciona con el color violeta. Ajna en sánscrito (saber, percibir). Se encuentra situado entre los ojos por delante. En el borde occipital en su parte posterior. Influye en la glándula pituitaria (hipófisis, que controla el funcionamiento de todas las demás glándulas). En los ojos, senos nasales, base del cráneo, lóbulos temporales, cerebelo, sistema nervioso central, cara, oídos y nariz. Nuestra mente puede servir para crear armonía o conflicto. Cuando estamos en paz con nosotros mismos y tenemos un problema, seguramente surgirá de nosotros mismos las ideas necesarias para resolverlo sin ningún esfuerzo. La principal cualidad que nos aporta este chacra es la intuición. Cuando tenemos un conflicto y tenemos ideas de cómo solucionar ese conflicto, debemos tener también en un funcionamiento armónico el cuarto centro (buenos sentimientos), el tercero (buena voluntad y autoestima) y el quinto (buena creatividad). El arquetipo positivo sería la persona sabía que ofrece lo mejor de su experiencia para ayudar a otras personas en su camino por la vida. El negativo, sería la persona intelectual, que actúa solo mediante la información recogida de otras mentes limitadas y analíticas, haciendo caso omiso a los aspectos emocionales, ni espirituales de la existencia. Su forma de pensamiento es seca, sin vida y carente de energía. El chacra frontal proporciona energía a los sentidos: ojos, nariz, oídos y boca y estimula nuestra agudeza sensorial. Abre las puertas a niveles superiores a trabes de la sensibilidad y de la apertura mental. Seamos capaces de pensar e intuir a un mismo tiempo y construiremos una nueva realidad.
5ª parte           7ª parte

No hay comentarios: