viernes, 11 de septiembre de 2009

Drenaje manual linfático

El sistema linfático, discurre en paralelo junto con el sistema circulatorio. Cumple muchas funciones en las que cabe destacar las siguientes:

- En los órganos linfáticos se forman unas células denominadas los linfocitos que desempeñan una labor fundamental en los mecanismos defensivos de nuestro organismo.
- Recoger las proteínas que no han podido ser absorbidas por el sistema circulatorio, para luego devolvérselas.
- Servir de conducto para que el líquido intersticial sobrante que el sistema circulatorio no tiene capacidad para absorber.

Cumple numerosas funciones más siendo las enumeradas las más importantes.
En la vertiente terapéutica del drenaje manual linfático, actuaríamos en las siguientes patologías:
- Edemas, estado de hinchazón visible debido a un acúmulo de líquido intersticial.
- Lipedemas, acumulación de grasa que va desde los tobillos a los pies y que únicamente afecta a las mujeres.
- Edemas de embarazo, debido a una serie de cambios hormonales en el embarazo.
- Edemas de síndrome premenstrual.
- Fleboedemas, edemas producidos por trastornos de la circulación venosa.

En estética cabe destacar su gran utilidad para combatir la celulitis, así como para dar más tono muscular sobre en zona como los muslos y brazos.

No hay comentarios: