viernes, 17 de julio de 2009

El Masaje (3ª parte)

Una vez analizada toda la terapéutica existente sobre el masaje, voy a aportar mi grano de arena, voy a explicar mi forma de trabajo y losrazonamientos que la sostienen.

En una buena terapia de masaje en primer lugar deberíamos valorar el estado de flexibilidad que la persona posee: si tiene mucha laxitud articular, esmuy rígido, tiene poca elasticidad,… también me fijaría en su estructura corporal: si tiene un hombro un poco mas alto que el otro, se inclinan levemente sus hombros hacia delante, ladea ligeramente la cabeza,…Una vez realizada la exploración visual y valorado su flexibilidad pasaríamos aun trabajo de recolocación vertebral corrigiendo los posibles desajustes que pudiera tener esa persona en ese momento. Para ello bien podría servir la osteopatía o la quiropraxia. Yo utilizo el método de Columna Vitae, métodoal que próximamente dedicaré un artículo, basado en la medicina tradicional tibetana.

Después de esto y según el tipo de problema que tenga la persona podré aplicar unas técnicas u otras: digito-puntura en dolor muy pronunciado lumbar, ciático o cervical, masaje con gemas, o también podré utilizar la cromoterapia (terapia de luz y color).

Algunas herramientas que utilizaré durante y al finalizar el masaje son:ventosas por su gran poder de alimentar con oxígeno aquellas zonas musculares que se ven comprometidas por la tensión muscular existente que provoca dificultades en la llegada de oxígeno. Utilizaré también el poderque emana de los aceites esenciales, dependiendo de cuál utilicemos tendrá propiedades circulatorias, relajantes, estimulantes, tónicas,…Podría acabar la sesión con una técnica relajante como pueda ser el masaje Breus y/o energética como el Reiki.

Este sería un tratamiento visto desde mi enfoque.

No hay comentarios: