jueves, 16 de julio de 2009

El Masaje (2ª parte)

En nuestra cultura occidental, nos basamos fundamentalmente en lassensaciones placenteras o dolorosas que podamos sentir, así como en lamateria que podamos tocar. Como vimos en el artículo anterior, las culturasmás orientales tienen muy en cuenta que cuando hay un contacto físico através del masaje estamos interviniendo también en el campo energético de lapersona que tratamos. Eso en nuestra cultura no existe, pues está basadafundamentalmente en movimientos mecánicos que aunque sí mejoran, no alcanzanlos objetivos a los que llegan las terapias manuales orientales. No quiero con esto decir que en occidente no se hayan creado métodos muy correctos,que sí los hay, pero cuando más se ha avanzado ha sido cuando el podercientífico de occidente se ha puesto al servicio de las técnicas provenientes de oriente.

Es interesante constatar como terapias ampliamente extendidas hoy en día muchas veces se pretende hacerlas pasar por occidentales, tienen connotaciones bastante importantes en oriente. Lo ilustraré con variosejemplos:A finales del siglo XIX el doctor Andrew Taylor Still, ideó y trabajó en unadisciplina terapéutica osteo-articular denominada osteopatía. En aquella época su trabajo no fue bien recibido por sus colegas médicos, perorealmente demostró su eficacia llegando esta terapia hasta nuestros días. Sinos fijamos bien en ella observamos aspectos en los cuales se asemeja mucho al masaje tradicional tailandés en bastantes desbloqueos y estiramientos.

Se podría intuir que el doctor Still tuvo conocimiento en su época de estemasaje y viendo las posibilidades terapéuticas que tenía decidió perfeccionarlo y utilizarlo más “sutilmente”.Entre los años 20 y finales de los 60, Joseph Pilates, creó su propio métodode trabajo, el mundialmente famoso método Pilates. Fijándonos en estemétodo, podemos observar como se alimenta del yoga y también del masaje tradicional tailandés.

Desde luego, no hay que infravalorar esta técnica queha demostrado su utilidad tanto para la rehabilitación de traumatismos, comotambién como disciplina deportiva que te mantiene en un nivel físicamente óptimo. Pero lo cierto es que Joseph Pilates bebió ampliamente de estas técnicas antes comentadas y que de no ser por su existencia, hoy no existiría su método tal y como lo conocemos.
1ª parte          3ª parte

No hay comentarios: