sábado, 4 de julio de 2009

Cuerpo y mente

Une dos conceptos que van estrechamente ligados como son la psicología y la consciencia corporal mediante el masaje terapéutico.
Con este tratamiento conseguimos:
Aumentar la consciencia corporal (aprender a reconocer los mensajes que nos envía nuestro cuerpo).
Mejorar el contacto con uno mismo mediante el reconocimiento de lo que pensamos, sentimos y cómo actuamos.
Atención personal que permite integrar tanto un síntoma físico y su significado como un malestar psicológico que repercute en el cuerpo.
Alivio de la mente y el cuerpo realizado por profesionales cualificados.
Un nuevo concepto de salud global mediante la atención a todo lo que somos.
La mente tiene el conocimiento, el cuerpo la sabiduría.

El dolor físico, la enfermedad, el malestar del cuerpo es algo desagradable de sentir y deseamos que se alivie lo antes posible.

Pocas veces nos paramos a escuchar lo que el dolor puede decirnos de nosotros mismos, de cómo actuamos, de cómo es nuestro ritmo de vida, de cuáles son nuestras preocupaciones, y que tipo de pensamientos tenemos acerca de nosotros mismos, de los otros y de la vida.

Nos perdemos una información vital que nos ayuda a conocernos a nivel más profundo.

El cuerpo tiene una sabiduría de la que podemos aprender y que a menudo ignoramos.

Si cuidamos nuestro cuerpo, éste nos dará la energía suficiente para enfrentarnos a aquello que sea beneficioso para nosotros aunque requiera esfuerzo y trabajo.

Ver si nuestros objetivos materiales, nuestro bienestar psicológico y mental está en sintonía con nuestro cuerpo es importante, ya que si cada uno va por su lado surgirá un conflicto, una división cuya manifestación más probable será el dolor.

Nuestro cuerpo se expresa, tiene un lenguaje y nos dice: ¿Estamos preparados y dispuestos a conocer su sabiduría? Cada enfermedad es una oportunidad de autoconocimiento, cada dolor es una puerta que se abre a la consciencia.

La relación entre nuestras necesidades, nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestros objetivos es compleja. Somos un sistema que busca el equilibrio constantemente y que cualquier cambio, cualquier alteración en una parte del mismo repercute en el resto del sistema. Atender solo el cuerpo o la mente es olvidar el 50% de la unidad que somos.

No hay comentarios: