domingo, 5 de julio de 2009

Cuerpo y mente para un deportista

Una mañana de un domingo de mayo, una deportista se prepara para alcanzar la última meta, llegar a la gran final. Está nerviosa, la noche anterior no ha descansado lo suficiente, cenó y ha desayunado lo justo.

Llega la hora y tiene que salir a darlo todo. La prueba está a punto de comenzar, sus pulsaciones se disparan, su capacidad aeróbica queda seriamente comprometida… Comienza la competición, nota como sus pulsaciones aumentan de forma descontrolada, no consigue que llegue suficiente oxígeno a sus músculos, el agotamiento prematuro no tarda en aparecer… Los movimientos técnicos que tan bien ejecuta en los entrenamientos se vuelven torpes y lentos, su musculatura está tremendamente tensa y sobrecargada… Acaba la competición exhausta, su oportunidad de llegar a la gran final acaba de esfumarse…

¿Qué le ha sucedido a nuestra protagonista? Por su gran calidad debería haberlo conseguido, haber ganado, pero, ¿por qué no lo ha hecho? Porque las otras competidoras, aun teniendo un menor nivel técnico, contaban con una preparación física y mental superior.

Cuerpo y mente para un deportistaEn el campo deportivo no basta con una buena preparación física, es necesario complementarla con una buena preparación psicológica y mental. Potenciar la flexibilidad, la fuerza muscular, la técnica en los movimientos, retrasar la aparición de la fatiga… pero también conocerte a ti misma, ser consciente de tus deseos y tus objetivos, tener confianza y seguridad, saber relajarte, saber cómo ordenar a tus músculos que se deshagan de toda esa tensión innecesaria…

La combinación de la fisioterapia, el masaje, la relajación y la psicología consiguen estos frutos. La fisioterapia de prevención y de recuperación vigila que nuestro sistema músculo-esquelético se encuentre en perfecto estado. Trabajando con el masaje conseguimos que los principales músculos implicados en los movimientos deportivos se descarguen, ayudándoles a aportar más oxígeno y nutrientes, consiguiendo una recuperación mucho más rápida y óptima que repercute en un menor número de lesiones. Con las técnicas de relajación conseguimos relajar nuestro cuerpo y calmar nuestra mente, dominar nuestros miedos, fomentar nuestra concentración. Si añadimos además la psicología mejoramos el contacto con nosotros mismos, reconociendo lo que somos, lo que sentimos y cómo actuamos.

La unión de un tratamiento cuerpo y mente nos permite identificar tanto un síntoma físico y su significado, como un malestar psicológico que repercuta en nuestro cuerpo. La unión de todas estas técnicas nos da el complemento perfecto para que la o el deportista disponga de las herramientas adecuadas para cuando llegue el momento de la gran final saque a la luz toda su capacidad manteniendo el estrés en su nivel justo y necesario.

El trabajo en equipo de todas estas disciplinas lo puedes encontrar en MANOS QUE CURAN. MANOS QUE CURAN es un centro terapéutico deportivo integrado por distintos profesionales cualificados de la salud, del entrenamiento físico, la psicología y la relajación mental y muscular. Nuestro principal objetivo es el bienestar físico y psíquico de la persona que se acerca a nosotros, aportándole soluciones personales y herramientas para que pueda desarrollar todo su potencial como deportista y como persona. Te invitamos a conocernos.

Víctor Manuel Castillo Casabón

No hay comentarios: